MARCO OJEDA – LIFE & DOGS BLOG CONSEJOS

Sobre empatía y la lluvia

Marco Ojeda, Vivir con perros

16 Marzo 2015

Con estas lluvias uno hace lo que tiene que hacer.

Empatía (ponerse en el lugar de otro).

 

Todos podemos sentir empatía, más o menos que otros.

Hoy por ejemplo: está lloviendo y sientes que no debes de salir porque tu perro se mojará y eso está bien, pero, puedes hacerte esta pregunta, ¿realmente es por mi perro o por mí, que no salgo a la lluvia? Se complican las cosas ya que cada uno de nosotros podemos percibir esto de diferente manera, depende de cada individuo y situación ¿qué tanto lo hago por mi perro o qué tanto lo hago por mí? y no confundirse, la empatía no depende del otro, sino de uno mismo. Hay que llegar a un punto medio, donde la relación sea justa y equitativa para ambas especies.

 

No es suficiente sentir empatía por alguien, debes hacer lo que corresponde, hacer los cambios internos necesarios, levantarte y hacer algo para cambiar las cosas. Recordemos que los perros que viven y comparten con nosotros son espectadores en la espera de qué decidirás hacer hoy con él, obvio no en el sentido de literalmente ellos están esperando a ver que se te ocurre (bueno, hay algo de cierto en eso, pero no escribiré sobre eso hoy), si no que al final tu decides por ellos, tu eres su guardián y guía para vivir este mundo con personas.

 

Así que hay que salir y mojarse, bueno, a menos que a tu perro literalmente le de pavor la lluvia, haya relámpagos peligrosos, inundaciones, este enfermo, etc.

Llega a casa, seca bien a tu perro, sírvete un té calientito,  enciende la tv o el radio, subete a la cama, invita a tu perro y disfruten :).

Vivir con perros es…compartir.

Luna.

Photograph by Marco Ojeda  Vivir con perros

“No es suficiente sentir empatía por alguien, debes hacer lo que corresponde, hacer los cambios internos necesarios, levantarte y hacer algo para cambiar las cosas.” Marco Ojeda

Pin It on Pinterest

Compartir es dar

Compartiendo este post ayudas a que otras personas que están enfrentando una situación difícil con su perro puedan darle una oportunidad, la mayoría cree que su perro ya no tiene remedio pero eso es erróneo, en mi experiencia sólo un porcentaje mínimo no lo logra, pero eso depende de varios factores. Cada caso se trata diferente y los resultados varian según los individuos involucrados.